2019: MUCHA ENERGÍA AHORRADA, MUCHA ENERGÍA PRODUCIDA
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

2019: MUCHA ENERGÍA AHORRADA, MUCHA ENERGÍA PRODUCIDA

El título no es un juego de palabras, sino una ecuación: gracias a la potente instalación fotovoltaica que tapiza toda la superficie del techo del establecimiento de Via Portile y a la modernización tecnológica del área de producción, Francom Spa ha reducido desde principios del 2018 su consumo energético en una medida que puede cuantificarse en 1.600.000 kWh. aproximadamente.
El compromiso de la empresa en el respeto del ambiente y la reducción de su impacto en el territorio se ha concretado en una serie de intervenciones llevadas a cabo en el nuevo establecimiento de Cassola:


  • la instalación fotovoltaica, formada por más de 1000 módulos, con una potencia total de 300 Kwp aproximadamente y una producción media anual de 330.000 kWh, cubre aproximadamente el 40% de las necesidades energéticas anuales del establecimiento. El uso de energía limpia y renovable, como la de la luz del sol, evita todos los años la emisión a la atmósfera de 120 toneladas de Co2 equivalente. Desde la primera puesta en marcha en 2016 hasta hoy, ha producido aproximadamente 800.000 kWh;

  • el aislamiento del edificio reduce la necesidad de calefacción durante los meses fríos y del aire acondicionado durante el verano. En las oficinas esto ha sido posible gracias a una instalación totalmente eléctrica, a falta de calderas y calentadores; 

  • a presencia de ventanas en el techo y de ventanas (tierra-cielo) en las paredes permite aprovechar al máximo la luz natural, reduciendo la necesidad de iluminación artificial que, en todo caso, es de un 99%, realizada mediante luces LED, con un ahorro energético respecto a los antiguos tubos de neón de un 50%;

  • láser y plegadoras automáticas, las máquinas más importantes presentes en el departamento de producción han sido casi todas sustituidas recientemente por máquinas de última generación, con un consumo eléctrico reducido de un 80% respecto a las utilizadas anteriormente. Cuantificando la energía ahorrada desde el momento del inicio del cambio, se puede estimar algo menos de 800.000 kWh. La transición total se llevará a cabo antes de la primavera del 2020, momento en el cual se sustituirá la última "antigua" máquina aún en funcionamiento;

  • la instalación de barnizado es de nueva generación, funciona a metano y utiliza barnices y polvos totalmente sin disolventes. Está estructurada para trabajar con temperaturas diferentes según los estadios de barnizado, para un menor consumo energético, y cuenta con un sistema de recuperación del calor del compresor. El barniz se aprovecha al 100% sin descartes o pérdidas, con el resultado de garantizar un nivel muy próximo a CERO emisiones a la atmósfera.