EL EQUIPAMIENTO PARA LAVADO DE COCHES
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

EL EQUIPAMIENTO PARA LAVADO DE COCHES

El lavado de autos es una instalación nacida para facilitar la tarea de lavar el interior y el exterior de vehículos de motor: coches, furgonetas y también camiones. Todos estos medios de transporte, sobre todo si se utilizan con frecuencia o para transportar material, tienden a cargarse de suciedad y barro en el receptáculo interior, mientras que la carrocería externa está sujeta naturalmente a los eventos atmosféricos y a la acción de todo lo que se deposita en las carreteras recorridas todos los días en las distintas condiciones climáticas y superficies: barro, tierra, arena, etc.
En el taller de lavado auto se encuentran máquinas que pueden lavar el vehículo en el exterior con la ayuda de esponjas específicas y giratorias, para luego lavar con agua y jabón la suciedad y luego proceder con el secado mediante ventiladores de aire específicos. Para el interior es necesaria la intervención de los encargados del lavado auto que, con la ayuda de equipos como aspiradores, compresores de aire y difusores de perfume, higienizan las superficies, los asientos, las superficies y las alfombrillas.
Todas las herramientas y máquinas presentes en las instalaciones de lavado de autos requieren un constante mantenimiento: los técnicos de las empresas fabricantes van regularmente a las distintas sedes para efectuar las revisiones periódicas que garantizan el funcionamiento normal de todas las fases de lavado y secado de los vehículos, además de ser llamados en caso de averías, bloqueos, necesidades de intervenciones urgentes.

En esta página les ilustramos un ejemplo de furgoneta equipada en los talleres de Syncro System para el mantenimiento de las instalaciones de lavado de autos.
Veamos, en detalle, cómo se ha procedido a transformar la furgoneta en el taller móvil para lavado auto. .

La furgoneta para lavado de autos: requisitos

Para ocuparse del mantenimiento de una instalación de lavado de coches, a furgoneta, según los clientes, habría tenido que salir de los talleres de Syncro respondiendo de forma adecuada a algunos requerimientos específicos:


  • estar dotado con un congruo número de estanterías en las que colocar herramientas y materiales de recambio de un tamaño medio;
  • ofrecer la garantía de encontrar siempre la posición correcta de todos los materiales;
  • poder alojar un inverter de corriente para la verificación de las máquinas y la puesta en marcha de aparatos eléctricos;
  • ser sencillo de limpiar al final de las intervenciones,
  • tener una cobertura para el suelo que pueda reducir el riesgo de deslizamientos, considerando el uso casi exclusivo en ambientes saturados de humedad y en presencia de agua y detergentes.

Equipamiento furgoneta para lavado de autos: protección de la carrocería

Una correcta cobertura de las superficies internas es un aspecto fundamental a la hora de equipar cualquier furgoneta: la protección de la carrocería aumenta considerablemente la longevidad del vehículo, conservando la integridad de paredes, puertas y suelo; ofrece una sólida base para la fijación de las decoraciones y es fácil de limpiar.
En este caso, para responder a la necesidad expuesta en el último punto de la lista anterior, el suelo se ha cubierto con una plataforma en madera multicapa resinada, resistente a la humedad y cubierto con una resina especial con función antideslizante. La plataforma se ha enriquecido, en correspondencia de las aperturas, con un borde antideslizante metálico que hace más seguro el acceso de los encargados al receptáculo de carga.

Furgoneta equipada para mantenimiento de lavado auto: detalles del interior

Por el lado izquierdo de esta furgoneta de empresas de lavado de coches encontramos un aparador doble, compuesto en la base por dos protectores de la cubierta de rueda, uno abierto con puerta frontal, el otro con ganchos y correas para usar como sujetamaletines o para bloquear cargas pesadas y voluminosas. Varias repisas de estantería, en parte cerradas y en parte abiertas, y un cajón metálico se suceden prosiguiendo hacia arriba. En el espacio que ha quedado libre entre el mueble y el separador se ha introducido un potente inverter de 2Kw.
En la pared derecha el mobiliario que va apoyado a un protector de la cubierta de rueda con puerta frontal, presenta una serie de cajones metálicos dotados con un tirador de cierre automático encajado, una repisa de estanterías con contenedores extraíbles de plástico y otras dos estanterías.
El separador de carga de fondo se ha equipado con un sistema de bloqueo formado por una barra metálica fijada a la pared, ganchos y correas regulables. En el área adyacente al techo del vehículo se ha fijado una cajonera Multibox con elementos en plástico transparentes.

Muchos son también los accesorios que enriquecen la funcionalidad del vehículo: empezando por el portarollo de papel y por el contenedor para puntas, aplicados en el costado posterior de la izquierda. En el espacio de la derecha se ha fijado en cambio un portatornillos plegable con abrazadera metálica. En el lateral adyacente al portón lateral se observan un portaextintor y una lámpara Led portátil, mientras sobre la puerta se ha introducido un enchufe encendedor.