EQUIPAMIENTO MÁQUINAS DE CURTIR
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

Un oficio de otras épocas, fruto de una sabiduría antigua y de la necesidad ancestral de calentarse durante los rigores del invierno: es el del curtidor, que trataba las pieles de animales para obtener prendas de vestir o accesorios, cálidos y resistentes a la intemperie.
El artesano que se prestaba a esta actividad tenía que tener paciencia y laboriosidad, además de poseer una amplia gama de conocimientos que le permitieran tratar tegumentos de varios animales, sabiendo actuar de la forma más oportuna según la materia prima a disposición. Actualmente este trabajo se realiza dentro de grandes establecimientos, donde se utilizan máquinas industriales y curtidos minerales que consiguen valorizar un subproducto de la industria alimentaria, la piel animal, para obtener zapatos, bolsos, chaquetas, divanes. En las varias fases del curtido, desde el trabajo preliminar de preparación de la piel sin curtir, al curtido mismo, al tinte y al acabado final, se utilizan, además de muchísima agua, muchas máquinas y sustancias de origen mineral o animal.
Todo este proceso requiere en la empresa una asistencia constante y cualificada: con la ayuda de una furgoneta equipada adecuadamente para la industria del curtido, los técnicos encargados pueden moverse fácilmente en las distintas áreas de los establecimientos industriales, prestando su obra de mantenimiento y ajustado cuando se requiera.

El Master equipado para curtidores de piel: protección de la carrocería interna

El curtido es un oficio "sucio": para obtener esos patinados y suaves resultados que encontramos en los escaparates de tiendas de calzado y ropa, además de en el salón de nuestra casa, hay que tratar la materia prima con muchas y distintas sustancias químicas. Se da por descontado que las distintas máquinas y los componentes de los equipos a menudo se impregnan de grasas minerales y otras sustancias que podrían ensuciar de forma indeleble la furgoneta durante las intervenciones efectuadas en la empresa.
Por este motivo ha sido fundamental, también en este caso, revestir las paredes y el suelo del Master con paneles que proporcionaran una protección adecuada y fueran simples de limpiar tras su uso. Como se observa en la foto, en el suelo se ha colocado una plataforma en madera resinada, resistente a la humedad y con características antideslizamiento. La mampara del fondo ha sido cubierta con un panel antideslizante, mientras las paredes y las puertas han sido completamente revestidas con paneles de aluminio. De este modo no sólo se evitan daños de posibles golpes, que pueden producirse en las fases de carga y descarga de los materiales, sino que se consigue siempre, con un simple toque de bayeta, a mantener en orden y limpio el vehículo.

Master equipado para asistencia curtidores: el equipamiento interno

El interno de este Master equipado para máquinas de curtir ha sido equipado de forma estructurada para hacer frente a todas las necesidades del cliente. Vayamos por orden.

Lado izquierdo. Por esta parte, sobre la base de dos protectores de cubierta de rueda, uno parcialmente cerrado, el otro con correa de contención con ganchos, se han construido dos equipamientos distintos.
En la sección más cercana a las puertas posteriores destacan los espacios de contención para pequeños objetos, herramientas y componentes: de hecho hay dos cajones, en su interior con una alfombrilla antideslizante, y una serie de 16 cajoncitos de plástico extraíbles de pequeño tamaño. Además hay otra repisa con puerta giratoria de apertura total.
La sección central, en cambio, se ha equipado totalmente con estantes, por un total de cuatro amplias repisas, subdivididas en su interior en varias áreas gracias a los prácticos divisores metálicos.
El espacio superior aloja un canalón para objetos alargados.
Lado derecho. Esta zona de la furgoneta se ha convertido en la zona de trabajo del taller móvil para técnicos del curtido. De hecho encontramos un banco de trabajo en madera resinada que se apoya a una cajonera de cuatro elementos, sostenida por un protector de cubierta de la rueda con puerta giratoria frontal. Una luz de LED ilumina la repisa, mientras arriba se han colocado unos colgantes con una serie de contenedores transparentes para la quincalla y componentes.
El Master se ha dotado también con algunos enchufes de corriente y con una abrazadera abatible, además del indispensable y solicitadísimo portarrollos de papel.

Accesorios de bloqueo en furgoneta para curtidores

Son muchos los accesorios de bloqueo Syncro System para mercancías y materiales utilizados en esta furgoneta:

  • en el lado exterior del mueble de la izquierda destaca un gancho de grandes dimensiones;


  • en la última sección, la más interna, por el mismo lado, una guía aparece aplicada a la pared, combinada con una correa de bloqueo que permite fijar herramientas de gran tamaño;


  • el mismo sistema compuesto por guías, correas y ganchos se observa en la mampara de fondo.


  • El techo aloja un soporte de sujeción de escalera de interior a una corredera: sistema cómodo y salva-espacio para bloquear en posición un objeto de dimensiones realmente importantes.