EQUIPAMIENTO PARA CELDAS FRIGORÍFICAS
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

EQUIPAMIENTO PARA CELDAS FRIGORÍFICAS

La conservación de los alimentos es un tema fundamental en el campo de la restauración y del comercio de fruta, verdura, pescado, carne, productos lácteos y, más en general, en todos aquellos sectores en que subsiste la necesidad de mantener los productos tratados a precisas temperaturas, positivas o negativas, para evitar el deterioro y garantizar seguridad e higiene al consumidor final.
Restaurantes y servicios de catering, pero también pescaderías, carnicerías, heladerías y fruterías, no pudiendo contar por obvias razones de espacio con frigoríficos normales, tienen la necesidad de conservar sus materias primas, los semielaborados y productos en frigoríficos específicos, llamados celdas frigoríficas.
Se trata de cámaras propiamente dichas, equipadas con estanterías, ganchos o contenedores, fabricadas con materiales aislantes y con una superficie que puede pisarse y que se mantiene a una temperatura contante garantizada por la instalación de refrigeración. Quienes se ocupan de la instalación de la estructura portante, de los paneles de protección y de los equipos son empresas especializadas que trabajan "a domicilio", es decir en los locales del cliente, llevando consigo todo lo necesario para montarlos, revisar los sistemas, efectuar operaciones de mantenimiento ordinario y extraordinario en los equipos.
En esta página podéis ver algunas fotos de un equipamiento para celdas frigoríficas realizado dentro de una furgoneta Fiat Ducato por Syncro System, el especialista del diseño y la instalación de quipos para furgoneta que respondan de forma personalizada a las necesidades del cliente.

Furgoneta Fiat Ducato equipada por Syncro para celdas frigoríficas: protecciones interiores

La protección de la carrocería interna reviste un papel esencial en un vehículo comercial utilizado para intervenciones en celdas frigoríficas. En este caso, de hecho, a la finalidad primaria de los paneles de cobertura que es proteger las paredes, las puertas y la plataforma de golpes para así garantizar lo más posible la integridad a lo largo del tiempo, se añade la necesidad de garantizar la higiene durante el transporte de materiales y herramientas que luego serán utilizados en ambientes en contacto con productos alimentarios.
Por eso, para el suelo y la mampara de fondo, se ha utilizado el aluminio damero: un material fácilmente lavable, en el cual posibles marcas de suciedad pueden eliminarse fácilmente. Paredes y puertas han sido revestidas con paneles en chapa prebarnizada. El efecto total, desde el punto de vista estético, es luminoso y refleja la necesidad funcional de limpieza y orden de este especial equipamiento.

Vehículo comercial para asistencia con celdas frigoríficas: un equipamiento sencillo y funcional

En este equipamiento para celdas frigoríficas, los muebles para furgoneta han sido fijados a lo largo de las dos paredes laterales, dejando amplio espacio libre en proximidad de la mampara de fondo y en el centro del receptáculo de carga para el almacenamiento de mercancías, materiales, paneles y recambios. De modo especial, el equipamiento ha sido estructurado de la siguiente manera:
en la pared izquierda se han instalado dos muebles basados en otros protectores de cubierta de rueda, respectivamente uno cerrado con puerta, el otro abierto. Desplazándose hacia arriba se encuentran algunos cajones metálicos y una repisa de estantería, mientras que el último piso ha sido ocupado con un canalón con apertura por el lado corto, que puede utilizarse para el transporte de objetos alargados como tubos y soportes para cables eléctricos.
En la pared derecha se ha colocado una sola mampara, que partiendo de la base de un protector de la cubierta de la rueda cerrado en contacto con la plataforma, ofrece una serie de cajones metálicos con alfombrilla antideslizante interna y divisores metálicos. En la sección apical se han fijado dos cajoneras con elementos basculantes extraíbles en plástico transparente, material que permite ver el contenido sin abrir el contenedor.
En este equipamiento, muy esencial en su necesidad de ofrecer funcionalidad e higiene al mismo tiempo, no faltan accesorios para furgonetas: el indispensable rollo portapapel y el bastidor portasilicona.

También el espacio en el techo de la furgoneta para celdas frigoríficas ha sido aprovechado lo más posible gracias a la fijación de un portatodo con barras con reborde Ultrasilent, patentadas por Syncro para asegurar la menor molestia posible debida al ruido y vibraciones en movimiento.