INTERESANTE EL EQUIPAMIENTO JUMPY CON CAJONES METÁLICOS Y TRANSPARENTES
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

INTERESANTE EL EQUIPAMIENTO JUMPY CON CAJONES METÁLICOS Y TRANSPARENTES

Cómo los técnicos Syncro han transformado la furgoneta mediana de Citroën en el perfecto taller móvil para electricista.

EJEMPLO DE EQUIPAMIENTO EN LA TERCERA VERSIÓN DEL CITROEN JUMPY

Jumpy es la furgoneta de tamaño mediano de la casa francesa Citroën. La primera versión fue introducida en 1996, con una segunda versión que salió en 2007 y la tercera en 2016.
El Jumpy se ha distinguido siempre por ser un vehículo práctico, con una excelente capacidad de carga respecto a las dimensiones externas y buenas características de conducción.
Ha tenido siempre éxito entre el público y ha sido confirmado también después de salir la versión 2016, lo cual demuestra que a lo largo del tiempo el grupo Syncro ha equipado muchos miles de furgonetas como taller móvil para empresas de actividades muy distintas.
Vemos en esta página un ejemplo de equipamiento instalado en el Jumpy para una empresa que se ocupa de instalaciones eléctricas.

PLATAFORMA Y PANELES DE PROTECCIÓN

Todas las furgonetas sufren del hecho de no ir equipadas con eficaces protecciones de las chapas del receptáculo de carga, el Citroën Jumpy no es una excepción. Por este motivo, el primer paso del equipamiento por parte de los técnicos de Syncro ha sido colocar una plataforma en multicapa resinada de abedul de 12 mm, que aporta una protección eficaz el receptáculo de carga metálico y lo hace quedar perfectamente nivelado, y por tanto, adecuado para sostener las estanterías.
La protección de la carrocería lateral, puertas incluidas, ha sido realizada en cambio montando paneles cortados con láser en acero zincado y barnizado. Estas intervenciones garantizan la protección de la carrocería de los daños que pueden provocarse durante las operaciones habituales de trabajo con la furgoneta.

EL EQUIPAMIENTO INTERNO DEL JUMPY

Por lo que respecta a las estanterías internas, por el lado izquierdo observamos en la base dos protectores de la cubierta de la rueda, de os cuales uno con una puerta basculante patentada de apertura total y el otro abierto con un kit para bloquear los maletines de herramientas.
Hacia arriba, siguiendo por el lado izquierdo, encontramos cuatro grandes cajones metálicos con guías de bola telescópicas y sistema de bloqueo automático en cierre, con alfombrilla antideslizante y divisores en aluminio. Encontramos también cuatro repisas de estantería también éstas con alfombrillas y divisores, y en la parte apical un contenedor de apertura lateral destinado a alojar materiales largos como tubos, palos de fijación y pasacables.
El equipamiento de la derecha consiste en una gran armario de estantería con cajones transparentes, tanto extraíbles como basculantes. Los cajones están fabricados en PMMA, el mismo material de alta resistencia utilizado para las ventanillas de los aviones. Gracias a la transparencia, permiten alojar grandes cantidades de minuterías siempre visibles que pueden encontrase fácilmente. Llevan un sistema de bloqueo automático y pueden ser extraídos fácilmente y ser trasladados donde se necesite.
En la base, en cambio, se ha montado un protector de cubierta de rueda con puerta de apertura total.
El cliente ha elegido del riquísimo catálogo Syncro otros accesorios para que el equipamiento sea más práctico y eficaz. La iluminación del receptáculo de carga está garantizada con dos plafones LED potentes, de bajo consumo y que ocupan poco espacio. Para fijar la carga a la mampara, una guía en aluminio con correa y un portacables, mientras por el lado izquierdo se han montado un cortacables y alargaderas y un accesorio para materiales largos. Por el lado derecho, en la puerta lateral, vemos otro portatornillos, un soporte para las toallitas de manos Scrubs y un botiquín. 
Como siempre, los técnicos Syncro System pueden estar satisfechos: también este Jumpy ha sido transformado en un práctico taller móvil que permitirá a la empresa de instalaciones eléctricas trabajar con más seguridad y productividad.