Jumper para instaladores de calefacción y fontaneros
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

Jumper para instaladores de calefacción y fontaneros

Jumper para instaladores de calefacción y fontaneros


El trabajo del fontanero o instalador de aparatos de calefacción requiere una furgoneta siempre ordenada: teniendo que llevar siempre una gran cantidad de recambios y quincalla, además de herramientas y máquinas, es fundamental que el propietario del vehículo pueda guardar el material en un espacio asignado de antemano, en el cual encontrarlo íntegro cuando lo tendrá que utilizar. El vehículo comercial que veis en esta página ha recibido el "tratamiento Syncro": se trata de un Citroën Jumper para fontaneros e instaladores de calefacción, equipado por los técnicos Syncro tras una atenta comparación entre las propuestas de los diseñadores y las necesidades del comitente. En las líneas que siguen a continuación, analizaremos detalladamente las soluciones que se han encontrado.

Para conseguir un suelo siempre impecable

Utilizar el vehículo como taller móvil y almacén significa subir y bajar de la zona de carga muy a menudo, y a veces con los zapatos mojados y sucios; el suelo se deteriora debido al peso, al pisado y a la acción de la humedad. Para prevenir los riesgos relacionados con la vida diaria, en este Jumper para fontanería se ha instalado un suelo de madera multicapa de abedul con acabado marmoleado.
Esta opción asegura:


  • resistencia al peso, porque el acoplado de varias capas de madera, prensadas y encoladas con colas fenólicas, transforma los paneles obtenidos en resistentísimos suelos que pueden pisarse con toda tranquilidad;

  • resistencia a la humedad, gracias a la superficie, con acabado marmoleado repelente al agua, y también al uso de colas no higroscópicas para la producción del material;

  • efecto antideslizante asegurado, gracias al acabado superficial con grip probado;

  • aspecto siempre perfecto gracias a dos factores: el color del acabado, jaspeado en varias tonalidades de gris, y la facilidad de limpieza sobre una superficie lisa, sin abombamientos.

Un contenedor para cada objeto

El equipamiento de Jumper para fontanería e instalaciones de calefacción se desarrolla sobre las paredes laterales con dos muebles por el lado izquierdo y uno por el lado derecho. El objeto recurrente es, evidentemente, el contenedor en plástico extraíble, que se introduce en repisas con específicos agujeros para mantenerlo inmóvil durante el transporte. En esta furgoneta encontramos en total 30 contenedores de grandes dimensiones y otros 16 más pequeños.
Lado izquierdo: el primer mueble ofrece un espacio contenedor a nivel del suelo, obtenido del cierre con trampilla en paralelogramo de un protector de la cubierta de rueda con angular inferior; hacia arriba, hay dos estantes abiertos y otras dos repisas con contenedores en plástico. En el segundo mueble, el nivel inferior y el central están dedicados a la función de sujeta maletines, con el uso de dos técnicas distintas. En el suelo se ha instalado un soporte para maletas con barra y carraca; en la parte inferior, en cambio, el sistema de bloqueo consta de una barra metálica, ganchos y correas. Siguen dos repisas con dos contenedores extraíbles.
El último piso es común a los dos mobiliarios y está formado por una estantería apical.
Lado derecho: en este caso el mueble es único. Entre el protector de rueda cerrado y el primer piso de contenedores extraíbles se introduce un portatornillo de banco extraíble. Siguen otras 3 repisas con contenedores, hasta el estante apical que cierra el mueble en altura.

Ganchos, correas y otros accesorios

Como muchas veces sucede en el equipamiento de una furgoneta, también en este caso se han utilizado accesorios para potenciar la funcionalidad del vehículo.


  • un bastidor porta destornilladores con correa de fijación sobresale por el lateral externo de la pared izquierda, en la parte baja;

  • un bastidor porta rollo de papel se ha fijado en la parte de arriba, por el mismo costado;

  • un porta cartuchos de silicona con boquillas aparece en el lateral externo del mueble de la derecha, precisamente por encima de la parte que sobresale del pequeño mostrador extraíble, donde va apoyada la abrazadera metálica;

  • tanto en el separador de carga, arriba, como en el costado que da al portón lateral del mueble, se han fijado una barra metálica con ganchos desplazables y regulables;

  • por último, el separador de carga se ha equipado con dos kits de bloqueo formados por barra, ganchos y correas, para cargas pesadas y voluminosas.

Portaescaleras en el techo del Jumper

El último detalle fundamental añadido a esta furgoneta para fontaneros e instaladores de calefacción es la decoración del techo: aquí se ha montado un porta todo con perfil Ultrasilent, formado por barras horizontales, parapetos laterales y rodillo de carga, equipado por el lado izquierdo con un portaescalera y un tobogán.