TRABAJAR EFICAZMENTE GRACIAS AL FIORINO EQUIPADO PARA ACUEDUCTO
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

TRABAJAR EFICAZMENTE GRACIAS AL FIORINO EQUIPADO PARA ACUEDUCTO

TRANSFORMAR EL FIORINO EN UN PEQUEÑO TALLER MÓVIL PARA EL SERVICIO DE ACUEDUCTO

FIORINO: LA PEQUEÑA GRAN FURGONETA DE LA CASA FIAT

Fiorino es la furgoneta de la Casa Fiat que, en 2007, creó una nueva categoría en el sector de los vehículos comerciales: nunca antes de ahora se había propuesto un vehículo con los modestos volúmenes externos de un vehículo de dimensiones medianas y la típica carrocería de la furgoneta: superficie de carga baja y nivelada, dos grandes puertas posteriores, eventual puerta lateral, cabina de conducción de dos lugares. De hecho, es un vehículo muy compacto, adecuado para quienes necesitan moverse en espacios urbanos reducidos o no tienen grandes necesidades de cargar material pesado, pero que pueden disfrutar de un receptáculo de carga muy grande y regular respecto a las dimensiones de la furgoneta y sin las desventajas que derivan de la transformación de un vehículo ordinario.
Está claro que el grupo Syncro no se ha quedado atrás ante el desafío de transformar un vehículo tan peculiar en un perfecto taller móvil, y, por eso, a partir de 2007 los técnicos Syncro han equipado miles de Fiorino con protecciones internas, estanterías, portapaquetes y accesorios.

FACILITAR EL SERVICIO DE INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DEL ACUEDUCTO

Vemos en esta página las imágenes de un Fiat Fiorino equipado para una empresa que se ocupa de servicios hídricos integrados: saca el agua y la distribuye a los usuarios y se ocupa de la extracción, depuración y eliminación de las aguas residuales. Se trata, por tanto, de una empresa que utiliza la furgoneta para las operaciones de instalación de modificación y mantenimiento de las instalaciones típicas de un acueducto y de los alcantarillados.
La primera necesidad cuando se equipa una furgoneta es proteger el receptáculo de carga y la carrocería de los daños que pueden producirse durante las operaciones normales de trabajo. De hecho, la carrocería del Fiorino, como también la carrocería de todas las furgonetas, no suele llevar protecciones eficaces que la proteja contra los golpes del material transportado.
Por eso, los técnicos Syncro han intervenido instalando una plataforma en multicapa resinada de 12 mm, con rebordes de protección en acero inoxidable antideslizante, a la altura de las puertas, y alojamientos empotrados para los ganchos de sujeción de la carga. La plataforma, además de hacer más resistente el receptáculo de carga, hace que quede perfectamente nivelada.
La carrocería se ha protegido, en cambio, con resistentes paneles en acero zincado y barnizado, perfectamente cortados con láser para adaptarse al perfil del Fiorino.
El equipamiento del lado izquierdo ve en su base un protector de la cubierta de rueda con puertecita de cierre y bisagra de autotraslación, que garantiza el máximo acceso a lo que se convierte en un hueco para almacenar material.
Hacia arriba, encontramos tres cajones en acero con guías telescópicas, alfombrillas y divisores internos y sistema de cierre automático. Lateralmente, respecto a los cajones, encontramos dos repisas de estantería con divisores y alfombrilla, mientras la parte terminal consiste en otra repisa de estantería.
Examinando el lado derecho, encontramos una estantería en cuya base vemos una ventanilla de rototraslación y tres repisas con alfombrillas y divisores.
En el catálogo Syncro se encuentran disponibles muchísimos accesorios destinados a hacer más fácil, segura y productiva la actividad de los usuarios de las furgonetas equipadas. Entre las muchas soluciones, el comitente ha optado por montar un porta rollo de papel en acero con sistema anti desenrollado y una robusta correa con polea de 4.000 kg. para bloquear bombonas y otras cargas pesadas.
Al final, tanto los técnicos Syncro como el cliente han quedado satisfechos: el Fiorino se ha transformado en el perfecto instrumento de trabajo para el personal del acueducto.