Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

Terminada la segunda fase del nuevo establecimiento de Francom

Cassola (Vi) 16 de marzo de 2018. Las obras han terminado y en estas semanas se concluirán también los trabajos internos que llevarán a Francom Spa a alcanzar la estructura (por ahora) definitiva en el establecimiento de Via Portile, en San Zeno di Cassola, tras la ampliación de 120 metros cuadrados en la zona de oficinas y 2200 en la zona dedicada a la producción.
Las obras para la expansión del nuevo establecimiento, construido sólo hace 4 años con el objetivo de reunir todos los departamentos en el mismo edificio, han sido necesarias para hacer frente al continuo crecimiento de la clientela de la empresa, que ha hecho crecer los pedidos a nivel de producción, imponiendo nuevas contrataciones de personal y más espacio para máquinas y personal.

El nuevo establecimiento operativo de Francom

Con la parte nueva del 2018, el área dedicada a la producción, embalaje, expedición y equipamiento dentro del establecimiento de Francom de via Portile ha llegado a 8700 metros cuadrados, con un potencial mayor de expansión para el futuro.
La nave de la zona productiva propiamente dicha se ha subdividido en varias zonas, entre la planta baja y el altillo: allí se realizan las operaciones de corte y plegado de las chapas para protecciones y mobiliario y el corte de los paneles en madera para los revestimientos y las superficies de trabajo, pero también el barnizado y el montaje de los componentes metálicos que luego compondrán muebles y accesorios. En un espacio adyacente se preparan las mercancías para las expediciones a los distintos concesionarios presentes en Italia y en el mundo del grupo Syncro System, mientras en la zona central del establecimiento encuentra su lugar el imponente almacén de varias plantas.
A las zonas fuera de la planta baja se añade un amplio espacio subterráneo, mientras que el edificio de las oficinas surge por la fachada norte y comprende un total de 500 metros cuadrados en tres plantas, además de la planta baja y el sótano.

Características de construcción

Todo el edificio ha sido construido siguiendo los criterios más modernos de ahorro energético y seguridad de los operadores:


  • grandes ventanas en el techo aprovechan al máximo la iluminación natural y garantizan la ventilación en los meses más cálidos;

  • la luz artificial está casi completamente asegurada gracias a las lámparas LED;

  • el techo del edificio aloja 1060 módulos fotovoltaicos: el sistema, que empezó a ser operativo  en enero de este año, producirá anualmente cerca de 330.000 KwH, cubriendo aproximadamente el 40% del consumo de la empresa en 12 meses.

  • Un aislamiento excelente gracias a la aplicación de los sistemas más innovadores en el sector de la construcción.

  • La atención prestada a todos los aspectos en materia de seguridad de los trabajadores es máxima: los protocolos internos de los procedimientos operativos prevén una atención especial a las características de las máquinas y de los equipos utilizados.

Los nuevos equipos: mayor potencia, menor consumo

Dentro del plan de inversiones de Francom Spa para el bienio 2017-2018 dos millones de Euros han sido previstos para la compra de nuevas máquinas de control numérico, tecnológicamente muy innovadoras e interconectadas entre ellas y con la infraestructura informática de la empresa.
Tres, en particular, son los equipos más imponentes que han llegado a ser operativos en los últimos meses: una máquina de corte láser con tecnología de fibra, una  máquina plegadora automática y una máquina para el corte y el fresado de la madera. Gracias a la altísima precisión de las elaboraciones y al bajo consumo energético garantizado, estas innovaciones permitirán a la empresa ahorrar un 30% en energía, frente a una mayor productividad y eficiencia.