OPTIMIZAR EL MANTENIMIENTO DE MÁQUINAS GRACIAS AL TOYOTA PROACE EQUIPADO POR SYNCRO
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

OPTIMIZAR EL MANTENIMIENTO DE MÁQUINAS GRACIAS AL TOYOTA PROACE EQUIPADO POR SYNCRO

Descubre cómo los especialistas Syncro System han transformado el Toyota ProAce en el perfecto taller en movimiento para la instalación y el mantenimiento de máquinas

PROACE EL VEHÍCULO COMERCIAL MEDIO DE TOYOTA

El ProAce de la marca japonesa Toyota es una furgoneta de tamaño mediano, equivalente a la Peugeot Expert y a la Citroen Jumpy. La primera versión fue introducida en 1994, con una segunda versión que salió en 2007 y la tercera en 2016. A lo largo de los años ha mantenido siempre la misma identidad de vehículo de tamaño mediano, estudiado para conseguir la máxima practicidad y la máxima carga, útil para quienes necesitan un vehículo ni demasiado grande ni demasiado pequeño.
Por lo que respecta al receptáculo de carga, la forma más bien cuadrada hace que sea adecuado tanto para la carga como para la instalación de los equipamientos internos, para transformarlo en un taller sobre ruedas.

EL EFICAZ TALLER EN MOVIMIENTO PARA EL MANTENIMIENTO DE MÁQUINAS INDUSTRIALES

El usuario de este vehículo se ocupa del mantenimiento de máquinas industriales; nada mejor, por tanto, que un vehículo ágil y práctico para ir rápidamente al establecimiento de un cliente para instalar y mantener máquinas, transportando de forma segura y ordenada los equipos necesarios, componentes y recambios.
El primer paso de los técnicos de Syncro ha consistido en aplicar revestimientos internos. También el ProAce, como todas las furgonetas, está desprovisto de protecciones eficaces contra los golpes de la carga, que pueden dañar seriamente la carrocería. Los técnicos Syncro han montado una paneles de protección en acero zincado y prebarnizado, perfectamente cortados al láser para seguir el perfil del ProAce.
Después de haber montado las protecciones internas, los técnicos Syncro se han dedicado a equipar el interior. Por el lado izquierdo, en la base, encontramos dos protectores de la cubierta de rueda de los cuales el que va encima de la rueda cuenta con una puertecita de rototraslación de apertura total y el de la cabina de conducción lleva el accesorio de soporte de sujeción para maletines para cargar de forma segura los maletines del usuario de la furgoneta.
Subiendo hacia arriba encontramos cinco grandes cajones metálicos, todos ellos con alfombrillas, divisores, guías telescópicas de bola y tirador con bloque automático en cierre.
Completan el equipamiento cuatro repisas de estantería con divisores y alfombrillas. 
El equipamiento del lado derecho lleva en su base un protector de la cubierta de rueda con puertecita de rototraslación, una cajonera con cuatro cajones transparentes basculantes y otra cajonera, con un total de doce cajones extraíbles transparentes. Los cajones extraíbles en su versión basculante y extraíble son muy apreciados por los clientes Syncro, porque son muy prácticos y al mismo tiempo muy resistentes. Prácticos porque permiten la inmediata e intuitiva localización del contenido, y porque todos llevan un pulsador de cierre automático. Resistentes porque están construidos con cajonera externa en metal y cajones en PMMA, el mismo indestructible material utilizado para las ventanillas de aviones y sumergibles.
El usuario del ProAce ha pedido que se monten una serie de accesorios para que la furgoneta sea utilizada de forma aún más productiva. Por el lado izquierdo, encontramos un accesorio destinado a alojar objetos alargados, en la mampara, en cambio, se ha colocado una guía con correa para bloquear la carga, mientras que por el lado derecho vemos dos soportes en aluminio para bombonas spray, el ingenioso bastidor para los cartuchos de silicona y un porta rollo de papel de 270 mm. 
Gran satisfacción, también en este caso, tanto para el propietario de la furgoneta como para los técnicos Syncro. También este vehículo ha sido transformado en taller en movimiento, destinado a resolver de forma eficaz y segura los problemas que surgen durante el trabajo de los clientes.