MÁS EFICAZ LA INSTALACIÓN DE AIRE CON VOLKSWAGEN CRAFTER EQUIPADO POR SYNCRO SYSTEM
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

MÁS EFICAZ LA INSTALACIÓN DE AIRE CON VOLKSWAGEN CRAFTER EQUIPADO POR SYNCRO SYSTEM

Así es como se transforma el Crafter como una perfecta furgoneta para técnicos de equipos de aspirado.

LA TERCERA GENERACIÓN DE LA GRAN FURGONETA VOLKSWAGEN

El Crafter es la tercera versión del vehículo propuesto por la Casa Alemana y es la primera furgoneta de gran tamaño, fabricada por la Volkswagen, que ha construido específicamente un establecimiento en Polonia, interrumpiendo así la histórica colaboración con la Casa Mercedes.
Se trata del vehículo comercial de grandes dimensiones más reciente del mercado, con las mejores soluciones en cuanto a motor, tracción y chasis que se pueda esperar de un vehículo de este tipo.
La zona de carga es muy grande y puede aprovecharse bien, presenta un diseño sin esquinas que puedan limitar la capacidad de carga.
Es evidente que se trata de una óptima furgoneta, tanto para el transporte de mercancías como para la instalación de los equipamientos Syncro System, para equipar completos y eficaces talleres móviles y hacer así más fácil y productivo el trabajo de los instaladores y técnicos de mantenimiento para los negocios más variados.

EQUIPAR EL CRAFTER PARA OPTIMIZAR EL MONTAJE Y LA INSTALACIÓN DE EQUIPOS DE ASPIRACIÓN

El usuario del Crafter mostrado en esta página se ocupa de instalar y mantener equipos de aspirado y necesita un espacio amplio para transportar los componentes de los equipos así como una estantería pensada para mantener en orden y de forma segura las piezas de recambio y herramientas.
Como primer paso en la ejecución del equipamiento, los técnicos Syncro han colocado protecciones para la superficie de carga y para las paredes del receptáculo de carga. De hecho, el Crafter, como las demás furgonetas, no sale de fábrica con protecciones de serie que puedan proteger eficazmente la carrocería de los golpes del material transportado. A falta de revestimientos adecuados, los golpes pueden provocar desperfectos que tengan que ser reparados sucesivamente, con gastos bastante elevados. Los técnicos han colocado una superficie en madera multicapa de abedul resinada “efecto mármol”, muy eficaz para que el suelo quede liso y sin protuberancias y hacer que los enganches del equipamiento sean resistentes. El efecto mármol del suelo le aporta, además, luminosidad y es fácil de limpiar. La superficie lleva unos alojamientos metálicos para los ganchos de sujeción de la carga y rebordes en acero antideslizante a la altura de las puertas.
Los paneles que se han aplicado a la carrocería son de plástico alveolar, muy ligero y resistente, y cortado al laser para adherir lo mejor posible a la forma de la carrocería.
Después de haber reforzado la carrocería del Crafter, los técnicos Syncro se han dedicado al equipamiento interno, que ha sido montado por el lado derecho, encima del protector de rueda.
En la base encontramos un espacio de protección de rueda con trampilla de cierre dotada con una bisagra autotraslante que permite acceder fácilmente al receptáculo, aprovechándolo para colocar materiales de distintos tipos.
Encima del protector de la cubierta de rueda encontramos una cajonera con cajones metálicos con guías de bola telescópicas, fácil desbloqueo incorporado en la manilla empotrada, alfombrillas antideslizantes y divisores incluidos.
Lateralmente respecto a la cajonera, hay otro hueco para guardar cosas, con ventanilla de rototraslación.
Hacia arriba, vemos un estante inclinado para colocar dos maletines de herramientas o de minuterías y quincalla, en cuyo lateral se encuentra una fila de estanterías con divisores y alfombrilla.
Más arriba todavía, una gran repisa con estantes cerrada con una puerta abatible con muelles de gas. 
Los elementos superiores del equipamiento son dos cajoneras metálicas con cajones basculantes transparentes: una solución que permite colocar de forma segura grandes cantidades de elementos pequeños y medianos, que los mantiene siempre bien visibles y fáciles de alcanzar. Se trata de un producto muy resistente, gracias al uso combinado de material de altísima calidad, el mismo utilizado para las ventanillas de los aviones, y de un diseño innovador con pulsador automático de cierre y sin partes que sobresalen.
De entre los muchos accesorios disponibles en el rico catálogo de Syncro, el usuario del Crafter ha optado por montar un maletín de botiquín, mientras que para iluminar la zona de carga se han usado dos potentes y compactos plafones de LED montados bajo el techo.
Para bloquear de forma segura la carga, se han montado tres guías en aluminio con correas regulables, y para no provocar desperfectos en la carga, vemos en el separador dos guías de acero con perfil en goma antichoque. 
Una vez más, misión cumplida para los técnicos de Syncro System, y una gran satisfacción tanto para ellos como para el usuario del Crafter.