Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

¡Una espléndida cuarentañera!

Un perfecto ejemplo de lo que significa "mantenerse en forma": la caja de herramientas que os enseñamos en estas fotos, tiene ya 40 años de vida. Y no nos referimos a vida de "armario", ¡sino de vida vivida!

La caja de herramientas en cuestión ha sido utilizada durante 40 años por un electricista que la compró en Francom en el lejano 1977. En aquella época era un producto importante en la empresa, que luego dio vida al grupo Syncro System. Su fundador, Francesco Comunello, había tenido la genial idea de fabricar los compartimentos de las cajas en acordeón en una sola pieza. Quitando la inevitable fragilidad de las soldaduras, consiguió fabricar un objeto prácticamente indestructible.

El cliente, desde aquel día, nunca ha dejado de llevársela al trabajo, y nunca ha pensado en comprar una de las innumerables nuevas propuestas disponibles en el mercado: el equipo triunfador no se cambia, y lo que ha cambiado a lo largo del tiempo ha sido sólo el contenido. La caja ha guardado minuterías y pequeñas herramientas utilizadas en miles de intervenciones, ha sido llevada a viviendas de particulares, oficinas públicas, a obras y empresas. Ha sido apoyada en muchísimas superficies. Seguro que ha sido tratada con cariño, pero a lo mejor también con distracción, o habrá caído de alturas importantes. Habrá golpeado contra otros contenedores, le habrá caído encima lluvia y le habrá dado el sol.

En cuarenta años, a pesar de todo, esta caja de herramientas no ha sufrido ningún daño: está aún íntegra y en buenas condiciones, y os diré aún más: ha sido sólo insistiendo en el valor histórico que tenía para nosotros, como hemos conseguido que el propietario nos la diera, convenciéndolo a aceptar en cambio una versión más nueva.

Esta pequeña anécdota nos recuerda que nuestro constante compromiso en fabricar material duradero viene de lejos, y forma parte del ADN de Syncro System.

Todos los nuevos productos para el equipamiento de la furgoneta nacen en Francom con el objetivo de satisfacer las necesidades de los clientes y durar a lo largo del tiempo, más allá de la vida del vehículo en el que viajarán.