2 de marzo de 2012: Francom recuerda la desaparición del fundador, Francesco Comunello
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

2 de marzo de 2012: Francom recuerda la desaparición del fundador, Francesco Comunello

30 años después de esa fría noche de invierno en la que Francesco Comunello perdió la vida en un accidente de carretera, la familia ha querido pasar un poco de tiempo con amigos, trabajadores, proveedores, colaboradores y administradores locales. Para recordar a la persona (padre y empresario) que inició el camino de vida y de empresa a partir del cual se ha desarrollado el grupo Syncro System.

“Mi padre – recordó durante la velada Luca Comunello, presidente de Francom spa – ha demostrado un gran talento sabiendo jugar bien sus cartas. Nosotros, que hemos llegado en un segundo momento, hemos intentado hacerlo lo mejor posible. No puedo juzgar si lo hemos hecho bien o mal, pero puedo afirmar dos cosas sin temor a ser desmentido: han pasado 30 años y todavía estamos en juego, y por muy bien o muy mal que lo hayamos hecho, nada hubiera sido posible sin la persona que creó la empresa y sin su ejemplo y sus enseñanzas”.

La velada, que empezó con la Santa Misa de conmemoración, celebrada de forma simbólica precisamente en el interior del taller Syncro System de San Zeno, continuó con una cena en el restaurante Al Pioppeto.

“Hemos querido reunirnos en el aniversario de un momento triste para la familia - explicó Luca Comunello a los presentes - porque nos parece justo y útil recordar cómo empezó todo y la figura de la persona que inició y que nos ha llevado a todos por este camino que todavía estamos recorriendo. Las enseñanzas que nos dejó son todavía válidas y todas las personas que de una forma o de otra están en contacto con la empresa es justo que entiendan que nada de lo que tenemos habría sido posible sin un ciclista que no tenía dinero para comprarse la bicicleta”.

La velada sirvió también para entregar a algunos trabajadores, que desde hace 30 años e incluso más trabajan en la empresa, un reconocimiento por su dedicación y compromiso: Daniela Pegoraro, Stefano Tosin y Giampietro Lorenzato.

También recibió un reconocimiento el Dr. Tullio Chiminazzo, gran profesional y amigo, que apoyó y ayudó a la familia Comunello mucho más de lo que le correspondía profesionalmente en el momento de la desaparición de Francesco.
Todos los presentes recibieron en obsequio un volumen titulado “De Francom a Syncro System. A los 30 años de su desaparición, Francom recuerda a su fundador”, que explica, con un amplio repertorio fotográfico, la historia de la empresa, desde sus orígenes al 2012.