Una gestión moderna y dinámica, cuyo objetivo es satisfacer al cliente
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

Una gestión moderna y dinámica, cuyo objetivo es satisfacer al cliente

KAI es una palabra japonesa que significa mejora, ZEN indica la vía: el KAIZEN es una filosofía (práctica) de “mejora continua” que prevé el compromiso constante y la implicación de toda la empresa en el proceso.

Este simple concepto es el que guía la gestión de Syncro System, que se ha inspirado en la llamada “lean manifacturing” para la gestión de las actividades internas del grupo.

La terminología “fabricación rápida” (lean production) nace para describir el conjunto de los principios para la eliminación de las pérdidas (muda) en el recorrido productivo y la maximización de la fabricación.

Las pérdidas que Syncro System ha eliminado (y sigue buscando, reduciendo y eliminando), en su búsqueda continua de la “perfección”, se refieren a sobreproducción, reelaboración, excesivo almacenamiento del material, desplazamientos inútiles de los operadores, desplazamientos inútiles de los materiales y tiempos muertos.

Syncro System ha tratado los problemas de sobreproducción y almacenamiento, de forma especial, aplicando el sistema del “just in time”, que organiza la logística (desde la fabricación a la expedición) ya no según cantidades predefinidas sino según la demanda real.

De esta forma no se corre el riesgo de producir demasiado, y al mismo tiempo no se producen tiempos de ESPERA en caso de que lleguen otras demandas.

Para que este sistema funcione, Syncro System ha adoptado un sistema de gestión de los pedidos y de la producción totalmente informatizado, de forma que todas las solicitudes y los pedidos procesados se cuantifican en tiempo real.

La decisión de Syncro System de invertir en la compra y la instalación de maquinaria sofisticada para el corte, el plegado, la elaboración y la pintura de los productos ha contribuido en la mejora continua, sobre todo en la eliminación de la reelaboración: reduciendo y situando muy cerca del cero las tolerancias de la elaboración y el nivel de roturas se obtienen productos de gran calidad, con menores costes y una mayor satisfacción del cliente.

Los defectos de movimiento, transporte y espera se solucionan con una organización racionalizada y reglamentada de los espacios internos y de los procedimientos. Las indicaciones por parte de todos los operadores, tanto en las sucursales como en los establecimientos principales, se recogen y se comprueban, y si ello aporta una mejora, se aplican modificando lo existente: de esta forma las potencialidades de cada uno se colocan en primer plano, siempre con la finalidad de mejorar la empresa en su conjunto, reduciendo los costes y sirviendo al cliente de la mejor forma posible.