EQUIPAMIENTO PARA POLICÍA MUNICIPAL
Utilizamos las cookies, incluso de terceras partes, para personalizar tu experiencia de usuario y para estudiar cómo se utiliza nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio web aceptas nuestras cookies. Para obtener más informaciones haz clic aquí

EQUIPAMIENTO PARA POLICÍA MUNICIPAL

Un equipamiento para la policía municipal

Cualquier trabajo para el que sea necesario un vehículo tiene unas necesidades concretas: es lo que los técnicos de Syncro System constatan todos los días cuando un nuevo cliente expone sus necesidades y explica en qué furgoneta o vehículo tienen que aplicarse.
En esta página vemos un equipamiento especial, realizado para las actividades diarias de los agentes de la policía municipal.
El vehículo de los policías es un Punto Van, o sea un automóvil en el que el espacio de los asientos posteriores puede convertirse, junto al maletero adyacente, en un receptáculo de carga de dimensiones suficientes como para alojar un pequeño equipamiento.

Lo que pide la policía municipal

Los policías que iban a utilizar este vehículo había pedido lo siguiente:


  • poder contar con un escritorio estable para hacer pequeños trabajos de oficina "on the road" e sobre el que apoyar, si fuera necesario, incluso un ordenador portátil;
  • disponer de cajones cerrados en los que guardar bolígrafos, sellos, folios, blocks para apuntes, de madera que estén siempre en orden y a la mano;
  • conectar aparatos de pequeñas dimensiones a la corriente eléctrica;
  • tener autonomía desde el punto de vista energético, sin tener que tirar de la batería del vehículo.

El equipamiento realizado por Syncro para la policía municipal

El equipamiento instalado a bordo de este Punto es sencillo pero funcional: se trata de un bastidor metálico que contiene una cajonera con dos elementos, de los que el superior es un cajón con escritorio integrado.
Dicha solución es utilísima para tener a disposición una superficie de trabajo estable y homogénea, sobre la que rellenar actas o consultar documentos, pero también apoyar un ordenador portátil o un tablet en cualquier condición logística. El escritorio, realizado en madera resinada, va enganchado al cajón con unas bisagras. Se levanta utilizando el cómodo orificio colocado en el centro de la mesa, para acceder al receptáculo inferior con alfombrilla antideslizante, en donde pueden conservarse materiales de papelería, blocks y otros documentos. La alfombrilla, que se ofrece en dotación con todos los cajones metálicos, sirve para evitar que se deslice el contenido durante un transporte, asegurando el mantenimiento de un cierto orden de los objetos guardados.
Bajo el cajón/escritorio hay un cajón "normal" de mayor tamaño, que puede ir también con divisores metálicos para aprovechar en compartimentos el espacio.
En el espacio libre entre la cajonera y la plataforma, se han puesto una batería auxiliar de 50 Ah y un inverter de 1000W de onda sinusoide pura, con protección de la batería de la caída de tensión. La batería queda en su lugar gracias a un sistema de bloqueo con correa. Poder contar con un suministro de corriente estabilizada permite a los policías que usan el vehículo conectar pequeños aparatos eléctricos, como teléfonos móviles, ordenadores, cargador de batería, etc. sin el temor de acarrear daños a la batería por caída de tensión o encontrarse de repente sin energía suficiente.
La toma de corriente conectada al inverter se encuentra en la parte superior del escritorio metálico: el diseño elegido es abatible para poder aprovechar totalmente el espacio plano disponible cuando no se usa.
Los cajones ocupan, en anchura, solamente algo más de la mitad del maletero, que queda a disposición para almacenar otras cargas de pequeñas dimensiones.